La medicina tradicional no me ayudaba.

Encontrarme con Adriana fue algo maravilloso, después de 8 meses de tener una supuesta urticaria que brotaba toda mi piel, de tomarme 6 pastillas al dia, de aplicarme inyecciones y simplemente de que me dijeran que tenía que vivir con la enfermedad, que no se sabía que la causó ni que hacía que unos días amaneciera con ronchas por todo mi cuerpo, inflamada y con una piquiña que me desesperada, encontré a Adriana cuando ya iba a iniciar mi tercer tratamiento buscando estar bien. Le pedí a Dios que me iluminara si debía hacerme ese tratamiento y seguir intoxicando mi cuerpo y llego Adriana para mostrarme que si se puede encontrar la causa de mi enfermedad, que me podía curar, que tenía que balancear muchas cosas en mi vida y con ella lo he logrado, aprender a comer, a pensar en mi, a ver que la naturaleza tiene el poder para curarnos. Hoy me siento feliz y gracias a su ayuda ya estoy en un proceso de sanación que estoy segura apenas iniciar para ayudarme en todos los aspectos de mi vida.

María José .